miércoles, 27 de abril de 2011

Soñar. Soñar soñar.

 No es sueño la vida. ¡Alerta!
Federico García Lorca

Nadie navega el cielo. Nadie, nadie.
Un paisaje de esponjas grises: cielo.
El niño que canta y que llora tanto
ha cerrado aquellos ojos, matadlo.

La tierra húmeda entierra su sueño,
sueño que me atraviesa el desamparo;
y queda el coro de las dalias muertas,
muertas ahora sin sueño y sin amparo.

El corazón tan roto y acabado
llora solo, solo, y sin descanso.
Abrió los ojos y se los taparon,
cerró los ojos y me lo mataron.

No es sueño la vida,
la vida es soñarlo.


2 comentarios:

fcrosas dijo...

Me gusta... pero el verso de "amortajado" no funciona... chirría.
¡Qué envidia me dais los que tenéis musa! Yo tengo que conformarme con admirar y disfrutar (no es poco) lo que otros escribís.
KIKO

Ignacio Pagés dijo...

Gracias, Kiko, tienes razón. Pensaremos algo... UN abrazo.