viernes, 5 de agosto de 2011

De oro fino es este río


De oro fino es este río
y de plata el verde árbol,
tintineante luz de luna
deja este sol en los álamos.
Del chopo cuelgan estrellas
y su alma es como de mármol.

Las noches de primavera,
en las que sueño los sábados,
tienen inscrita una letra
y un ritmo joven marcado.

Los valses cantan al sol,
que muere y padece airado
la mirada de aquel joven
bajo el álamo abrazado.
Y el girasol se encapucha
cuando queda sin amado.

Los gladiolos que son sangre
nacen siendo como un canto
y son el signo visible
de un amor apasionado,
que cantó en noches de luna
bajo este sol de los álamos.


4 comentarios:

Mariela Marianetti dijo...

Hermoso poema, muy profundo y sentido. Un gusto leerte.

Belkys dijo...

Ignacio eres un joven viejo, quizás tu alma o algo en ti debió vivir algún dolor cincelado en tus poemas. En ocasiones algunos recursos poéticos son tan buenos, que me digo: No son de él. Suenas a Neruda, a Machado, a Darío un poco, suenas a corazón abierto y eso no es fácil verlo hoy, te recomiendo este blog
http://www.porpettablog.com/
y en los sábados deja el vals y busca un lugar de rumba flamenca, de calipso, de salsa y déjate ir con la vida que te ha tocado, ahora. Lo demás vendrá, mejorado, en la medida que te bañas por dentro tú.

Ignacio Pagés dijo...

Gracias Mariela y gracias Belkys. He entrado en el blog que me aconsejas, espero poder entrar con un poco más de tiempo, pero estoy ilusionado con poder aprender mucho en tan magnífico portal. Gracias también por tus consejos, espero seguir aprendiendo a bailar al ritmo adecuado. Muchas gracias.
IGNACIO P.

Pedro P. Vico dijo...

"... que cantó en noches de luna
bajo este sol de los álamos2
Maravilloso poema pleno de lirismo;enternecedor...
¡¡Feliciataciones¡¡